“El sueño de todas es colgarnos la medalla de oro”

Lo aseguró Martina Cavallero en la última semana de entrenamientos de Las Leonas en el país. El próximo martes, la delegación femenina partirá hacia Holanda, donde entrenará en la previa al debut en Londres.

Por estos días, Las Leonas afrontan las últimas horas de entrenamiento en el país. Practicarán en doble turno este jueves, mientras que mañana viernes sólo lo harán por la mañana. Luego, todas quedarán liberadas para descansar y disfrutar del fin de semana con sus familias y amigos antes de partir hacia el Viejo Continente el próximo martes (13.25 horas, Ezeiza) Allí, en Europa, las campeonas del mundo encararán las prácticas finales antes de partir hacia Londres. “Estamos muy ansiosas y queremos subir al avión ya”, afirmó la delantera de Hurling, Martina Cavallero, quien además comentó cómo vive el sueño dorado que comparte junto a sus compañeras.

-Competirás en los Juegos Olímpicos… ¿Ya caíste?
-La verdad que lo estoy disfrutando mucho. Trato de estar tranquila y de dar lo mejor de mí en cada entrenamiento para llegar de la mejor forma a los Juegos. Creo que todavía no soy muy consciente de lo que voy a vivir. Quizá lo sea cuando entremos en el estadio en el día inaugural.

-¿Cómo vivió tu familia y el grupo de amigas a la convocatoria?
-Estaban muy contentos todos. El día que dieron la lista cenamos todos en familia. Se improvisó un festejo para brindar. En esto me acompañaron muchísimo mi familia y mis amigos. Todos fueron muy importantes para que yo esté en esta lista. Es para destacar el apoyo de mis padres, quienes fueron fundamentales. Además, el apoyo de mi mejor amiga, Julieta, quien es muy importante por seguirme en cada paso. Y también mis amigas del club, que también me acompañaron incondicionalmente.

-¿Cómo afrontan las últimas horas de entrenamiento en el país? ¿Hay ansiedad o nervios?
-Sí, la verdad que hay mucha ansiedad. Estamos muy ansiosas y queremos subir al avión ya. Queremos estar en Holanda para entrenar la última semana previa al debut. Estamos con muchas pilas, con muchas ganas y entrenando a full los últimos días en Buenos Aires.

-¿Ya están pensando en las rivales del grupo?
-El cuerpo técnico nos insiste para que pensemos mucho en el primer partido, así que todos en el plantel estamos pensando en Sudáfrica, el primer rival y por ahora el único. Después de ellas, pensaremos en las que siguen.

-Estos Juegos tendrán un plus con el retiro de Luciana Aymar…
-Compartir sus últimos Juegos Olímpicos y jugar al lado de ella la verdad que será algo histórico. Creo que ella lo va a disfrutar muchísimo. Espero que tenga su mejor Juego Olímpico y el mejor torneo de toda su trayectoria.

-Para todos, Las Leonas son firmes candidatas a ganar el oro ¿Cómo asimila el grupo esa opinión general?
-Sabemos que tanto la prensa como todos los argentinos en general tienen mucha confianza y mucha fe en este equipo, pero nosotras estamos tranquilas y sabemos que vamos a dar todo para conseguirlo. El sueño de todas es colgarnos la medalla de oro. Es el máximo objetivo.

-¿Te imaginabas este presente olímpico allá por 2009, cuando jugabas el Mundial Junior en Boston?
-Obviamente era algo que soñaba. Estar en unos Juegos Olímpicos era un sueño y hasta no hace mucho tiempo me lo empecé a poner como un objetivo. Siempre fue una ilusión, pero cuando vi que estaba creciendo dentro del equipo ahí ya se empezó a transformar en un objetivo; objetivo que gracias a Dios voy a poder cumplir.

-¿Y recordas cuándo fue que ese sueño se convirtió en objetivo?
-El llamado para jugar el Champions Trophy de Rosario influyó mucho. Terminé ese viaje conforme y luego me llamaron para ir a la gira por Australia. Fui creciendo, quedé en la lista de las 22 y me dije: “Me tengo que poner las pilas más que nunca, porque estoy cerca”. También me dije: “Ya está, no queda nada. Son cinco o seis meses en los que tengo que dejar todo y que sea lo que Dios quiera”. Y bueno, gracias a Dios se dio.

-¿Te haces un tiempo para hacer una pausa y tomar noción de lo que estás viviendo?
-Mi familia y mis amigas son las que me suelen comentar que estoy por competir en un Juego Olímpico, porque yo no me pongo a pensar mucho, salvo esas veces que me lo recuerdan y es cuando digo: “¡Que loco!” Cuando me pongo a pensar, soy una agradecida del lugar en el que estoy y con el equipo en el que estoy. Trato de disfrutar todo al máximo.

FUENTE: PRENSA CAH
Foto: Archivo Prensa CAH/Matías Correa Arce

Articulos relacionados: