“Noe va a superar los 150 goles que hoy tengo yo”

Noelia Barrionuevo, Alejandra Gulla y Sole Garcia
Alejandra Gulla, máxima goleadora de Las Leonas, habló sobre Noel Barrionuevo y Soledad García, quienes son junto a ella las argentinas que más anotaron en los Champions Trophy.

En la historia de los Champions Trophy, Argentina marcó un total de 155 goles. De ellos, 56 fueron anotados por tres jugadoras: Alejandra Gulla (19), Noel Barrionuevo (19) y Soledad García (18) Ellas tres son actualmente las máximas goleadoras nacionales en este certamen internacional.

Gulla ya no forma parte del Seleccionado debido a que se retiró luego del título obtenido en el Mundial Rosario 2010, mientras que Barrionuevo y García continúan representando al país y justamente lo harán en el Trofeo de Campeones que iniciará este sábado 25 de junio, cuando Las Leonas hagan su debut desde las 6.30hs frente a Inglaterra (TV Pública e ESPN).

“Estoy segura de que con los Champions que les quedan por jugar a Noe (Barrionuevo) y a Sole (García), ese título que hoy tengo de máxima anotadora lo van a heredar ellas”, aseguró la delantera de Lomas Athletic.

Junto a Claudia Burkart, Romina Vatteone, Mariana Rossi y Mariné Russo, Gulla le dijo adiós a Las Leonas tras el Mundial de Rosario con un registro de 150 goles anotados, lo que la convirtió en la máxima artillera del primer equipo femenino. “Por lo que conozco a este grupo puedo decir que son de gran calidad. Hay mucho recambio. Hay muchas jugadoras que están creciendo y están evolucionando”, comentó quien es considerada una de las mejores desviadoras del hockey mundial.

-Te tocó formar parte de la camada para la cual resultaba algo imposible ganar un Champions Trophy y también de la camada que consiguió que ahora se hable del Champions como un título al que se puede acceder ¿Cómo viste desde adentro esa evolución del hockey argentino?
-Es algo muy positivo lo que se consiguió luego de muchos años de entrenamiento, haciéndolo en el alto rendimiento y como si fuésemos profesionales. En un comienzo, el Champions Trophy eran de esos torneos en los que nos conformaba estar dentro de los seis primeros y ahora, saber que tenemos tres ganados de manera consecutiva, la verdad que genera un gran orgullo. Es el reflejo de todo lo que se trabajó y de todo lo que se hizo para lograrlo.

-Este prestigioso torneo te encuentra, hoy por hoy, como la máxima goleadora nacional junto a Noel Barrionuevo, con 19 goles…
-Creo que es un regalo que me dio la perseverancia y un regalo que me dieron mis compañeras, porque estuve rodeada de jugadoras de gran nivel. Tuve la suerte de tener compañeras y amigas dentro de la cancha y todas ellas de un nivel muy alto, así que contando con jugadoras como ellas aveces resulta muy fácil hacer goles. Estoy segura de que con los Champions que les quedan por jugar a Noe (Barrionuevo) y a Sole (García), ese título que hoy tengo de máxima anotadora lo van a heredar ellas. Seguramente también Noe por lo joven que es se quede con el rótulo de máxima goleadora nacional, sobre todo con la cantidad de cortos que está aprovechando y con el entrenamiento que está teniendo. Para mi es un orgullo estar hoy por hoy en esta posición y también quedar en la historia del hockey por haber defendido estos colores durante doce años.

-Si Noel Barrionuevo mantiene su promedio de gol en los Champions, te superará en esta edición…
-Sin lugar a dudas me va a superar, pero no sólo hablando de la Champions en particular. Actualmente se juegan mucho más partidos internacionales de los que jugábamos nosotras en su momento. Antes nosotras competíamos sólo en los torneos importantes, que eran los Panamericanos, Mundial y la Champions… Después, no teníamos más partidos para jugar. Ni amistosos ni test match, como se organizan ahora. Hoy por hoy, las más chicas como Josefina Sruoga tienen la misma cantidad de partidos internacionales que yo en mis primeros diez años, por decirlo de alguna manera. Todo eso es muy importante, porque genera una mayor calidad de juego. Sin dudas, Noe va a superar los 150 goles que hoy tengo yo.

-¿De los 19, cuál es el gol que más recordas en Champions?
-Es un gol que se repite mucho y tengo varias fotos de él. Lo hice en el Champions de Rosario. Es una jugada en la que recibe Sole García pasando mitad de cancha. Yo veo espacio detrás del central y corro hacia ahí y Sole me pone una pelota al vacío, hacia donde yo corría. La pelota iba al arco, pero yo logro desviarla a la carrera y se la cambio de palo a la arquera. Lo recuerdo mucho porque me encantan los goles de desvío y porque Sole me leyó el pensamiento y yo simplemente la tuve que desviar. Con ella siempre nos entendimos mucho dentro de la cancha y siempre fuimos muy amigas afuera.

-¿Cómo ves a estas Leonas de cara al Champions, sabiendo que afrontan un recambio generacional con varias juveniles, como por ejemplo Florencia Habif, pero que sin sin embargo aun siguen siendo candidatas al título?
-Puedo hablar por lo que viví en los últimos años y por la calidad de jugadoras con las que entrené. Por diferentes razones no puede ver los últimos partidos televisados, como los del Cuatro Naciones de Mendoza, pero por lo que conozco a este grupo puedo decir que son de gran calidad. Hay mucho recambio. Hay muchas jugadoras que están creciendo y están evolucionando. Y también sé que hay juniors que están haciendo sus primeras armas en el equipo. Eso es muy importante, porque hoy por hoy no están jugando sólo en el Seleccionado, están jugando en Las Leonas y eso hoy es un peso. Las Leonas conllevan resultados, buen juego, responsabilidad y un montón de cosas; no solamente en el aspecto deportivo por representar al país. Las veo muy bien a todas. Como vos decís, aunque sea un equipo joven y muy nuevo, es candidato. Desde aquí haremos fuerza por todas ellas.

-Perteneces a una camada que de alguna manera hizo el “trabajo sucio” para popularizar este deporte y sobre todo, posicionarlo en los medios y en los primeros lugares a nivel mundial. ¿Te sentís reconfortada a ver los resultados de ese esfuerzo?
-Tuve la suerte de estar en los últimos dos años con el Chapa (Carlos Retegui) donde la Secretaría de Deportes había aumentado su beca y formar parte de esa realidad fue un orgullo. Ser parte de eso habiendo formado parte también de la camada que hizo el trabajo sucio, como vos decís, la verdad que es un orgullo. Lo importante es que la familia del hockey sepa que uno estuvo ahí y fue parte del proceso que hoy lleva a Las Leonas a estar donde están y nada más. Queda en nosotras y en la familia del hockey que nos recuerden y sepan que nosotras estuvimos y llevamos a la disciplina donde está hoy, con más apoyo económico, con más apoyo de la televisión, con más apoyo por parte del periodismo. Y sobre todo con más apoyo, ayuda y reconocimiento por parte de los colegios, porque en estos días vayas a donde vayas, las nenas juegan al hockey. Para todas nosotras es un orgullo y un placer haber llevado a nuestro deporte a estas instancias.

FUENTE: Prensa Confederación Argentina de Hockey (CAH)

Articulos relacionados: