Sudáfrica conquistó su primer éxito

Lo buscó, lo trabajó y, finalmente, lo consiguió. Así, con mucho sudor, Sudáfrica logró su primer triunfo en el Mundial. No la tuvo fácil porque España le planteó un partido cerrado y de mucho roce. Pero su ambición tuvo finalmente su rédito. Terminó ganando 2 a 1 con un golazo de Sulette Damons a poco del final.
[slide]

La paridad reinó en un primer tiempo con pocas emociones. Es que ni Sudáfrica ni España lograron imponerse en el juego. Mucha fricción, mucho estudio y poca creatividad, esa fue la tesitura que caracterizó a la primera etapa. Aunque en se panorama, Sudáfrica arrimó más peligro que su rival. Sobre todo, a partir de su poderoso córner corto. Tuvo cuatro y uno terminó con la bocha golpeando la chapa del arco tras un remate de Pietie Coetzee, una especialista del rubro.
España, no obstante, contó con una virtud que no tuvo el conjunto africano: la contundencia. En su única aproximación de riesgo, empató. Y fue también mediante un córner corto. En una jugada de laboratorio, Julia Menendez asistió a Nuria Camon quien convirtió con el arco vacío.
El complemento fue más de lo mismo. Sudáfrica siguió siendo un poco más incisivo (España decididamente se dedicó a contragolpear), pero volvió a carecer de efectividad. Hasta que apareció en escena Sulette Damons para convertir suguramente el mejor gol de lo que va del Mundial. Marsha Marscia metió un pase profundo al corazón del área y Damons, con la bocha en el aire, remató al gol. Toda España cuestionó el tanto (pidieron una jugada peligrosa que no existió), que fue bien convalidado por la terna arbitral. Ese gol de Sudáfrica le bajó la persiana al juego.
Al cabo, festejó Sudáfrica. Y fue justo. Fue el que más buscó e intentó de los dos.

Articulos relacionados: